go-models Revista

go-Academy

5 consejos para que tu bebé se mantenga realmente saludable:

5-consejos-para-que-tu-beb-se-mantenga-realmente-saludable

En nuestra sociedad, existen muchos enfoques acerca de la salud y cada uno tiene una concepción diferente de la misma. Alemania es uno de los países con la población de mayor obesidad y muchos científicos señalan que esto se debe, a veces, al haber recibido una dieta equivocada cuando se era un bebé. Hay diferencias esenciales entre la nutrición de un bebé y la de un niño, pero ¿cuáles son exactamente el tipo de nutrición y el cuidado de la salud adecuados para los bebés? Puedes averiguar todo eso en este artículo.

CONSEJO 1: ¿Lactancia materna o leche de fórmula?

La lactancia materna es, y sigue siendo, un tema controvertido para muchas personas. A menudo, la mayor crítica es que la sociedad ve esto como un espectáculo antinatural. Esto se debe a que los pechos femeninos están demasiado sexualizados. Queda claro que las madres siempre deben decidir por sí mismas qué forma de nutrición quieren elegir para sus bebés. Al respecto, la OMS recomienda que, durante los primeros 6 meses, los bebés reciban exclusivamente leche materna o de fórmula. Sin embargo, desde un punto de vista científico, determinar el mejor período y el efecto de esto tanto en la madre como en el niño es apenas posible. Algunos de los factores positivos y científicamente probados de la lactancia materna están relacionados con un menor riesgo a enfermedades como infecciones respiratorias y la diabetes de tipo 2. También se rumorea que la lactancia materna ayuda a que el sistema inmunológico de los bebés se desarrolle más rápidamente. A partir de los 6 meses, tu bebé puede empezar a comer de manera gradual su primer alimento complementario. Para obtener mejores resultados, utilice alimentos frescos y orgánicos.

lactancia-materna-bebe-modelo

CONSEJO 2: Los nutrientes más importantes

El omega 3, el hierro, el calcio y la vitamina C son especialmente valiosos en la alimentación de un bebé. Cada uno de estos nutrientes colabora con importantes funciones del cuerpo. El primero de ellos es un ácido graso esencial y que no puede ser producido por el propio cuerpo. Esto es particularmente importante para los microprocesos como el metabolismo celular, la producción de hormonas y el desarrollo del sistema inmunológico. Los alimentos a través de los cuales puedes conseguir estos ácidos grasos son principalmente el salmón, la espinaca y el aguacate. El hierro no es menos vital para los bebés, ya que apoya la formación de la sangre y regula el transporte de oxígeno en ella. Sin embargo, el hierro es algo más complicado de suministrar. Como este se encuentra principalmente en la carne roja, si uno recibe una alimentación vegetariana, las verduras verdes como la espinaca, la acelga y el brócoli deben tenerse en cuenta. La función del calcio es bastante conocida y se puede absorber fácilmente a través de los alimentos. Esto es esencial para la formación y el mantenimiento de los huesos. Los productos lácteos tienen el mayor contenido de calcio. Las almendras, el coco y el sésamo también son buenas fuentes de calcio, sin embargo, asegúrese de dárselas a su bebé de forma procesada. Esto es posible, por ejemplo, en forma de pasta de almendra. En general, debemos señalar que no todos los tipos de nueces son adecuados para alimentar a los bebés. Los cacahuetes, por ejemplo, son difíciles de digerir para ellos y, por lo tanto, deben evitarse durante el primer año. La vitamina C es una vitamina soluble en agua y tiene varias funciones, entre ellas, apoya la absorción de hierro y fortalece el sistema inmunológico. La papilla es la mejor alternativa para los bebés, ya que los jugos suelen contener demasiada azúcar para los pequeños.

los-nutrientes-mas-importantes-bebe-modelo

CONSEJO 3: Hábitos alimenticios

Cuando alimentes a tu bebé, debes concentrarte en utilizar diferentes tipos de vegetales de calidad orgánica. De esta manera, no sólo experimentarás con diferentes preparaciones, sino que también promoverás una dieta equilibrada para tu pequeño. Por supuesto, es muy posible que a tu bebé no le guste algo o que se llene con rapidez. Muchos bebés tienen la tendencia a escupir la comida o a voltear la cara en estos dos casos. Si esto sucede, deberías intentar preparar esta comida, nuevamente, en otro momento. Si la reacción es la misma, es muy probable que sea mejor evitarla. Sin embargo, hay que señalar que los bebés son muy propensos a la imitación. Debido a sus limitadas posibilidades, los bebés están principalmente concentrados en observar y, por lo tanto, a menudo se comportan como sus padres a la hora de comer. Siempre presta atención a los platos de los que se quejan mamá y papá y a la reacción de tu bebé ante ellos. Los hábitos alimenticios generales también se imitan rápidamente. Esto incluye, por ejemplo, jugar con el plato. Muchos padres cometen el error de introducir la alimentación como un juego, lo que a menudo conduce a minutos de angustia. Enséñale a tu bebé que la comida es algo maravilloso, pero que no se juega con ella. Esto hará todo más fácil.

CONSEJO 4: Hábitos de sueño

En el caso de los bebés y los niños pequeños, los hábitos de sueño deben considerarse similares a los hábitos alimenticios. No tiene sentido volver a despertar al bebé cerca a la hora de dormir, ya que esto sólo hace que conciliar el sueño sea más estresante para ambas partes. Tiene mucho más sentido comenzar las rutinas y los rituales temprano para que el bebé sepa cuándo es momento de dormir. Un ritmo de sueño natural también es más efectivo que uno estricto. No hay un número fijo de horas para los bebés, sino que los ritmos de sueño y la duración son individuales. Cada bebé necesita una cantidad diferente de sueño y siempre debe estar cerca a sus padres durante este tiempo. Esto no significa que los bebés tengan que dormir, necesariamente, en la cama de sus padres. Es mejor que el bebé sienta, de forma inconsciente, la presencia de los padres y así se sienta seguro. Otro consejo es dejar la cuna o cama vacía a excepción de una pequeña manta. Los bebés aún no necesitan una almohada, y una cama llena de juguetes y peluches puede llevar a un riesgo de asfixia. Por eso, es mejor tener una cama limpia sin muchos accesorios.

habitos-de-sueno-bebe-modelo

CONSEJO 5: Medidas de higiene

Aquí, unas palabras sobre las medidas de higiene con respecto a los pañales y a la hora del baño. Muchos padres se informan sobre los pañales muchos meses antes del nacimiento. No importa si te decides por pañales desechables, pañales lavables o una combinación de ambos, lo importante es que los cambies regularmente para prevenir la aparición de sarpullidos en tu bebé. Si a pesar de todo ello ocurriera, se recomiendan utilizar aceites especiales para estos casos. También hay algunos aspectos a considerar cuando se trata de la hora del baño: Durante las primeras semanas y meses, los bebés sólo deben ser bañados en una bañera especial para bebés. Especialmente en las primeras semanas, debes lavar a tu bebé 2 o 3 veces por semana con una esponja. Una vez que esté seco, debes masajear su piel con aceite para bebés, ya que este no sólo hidrata la piel, sino que también le proporciona calor al cuerpo del bebé.

En resumen:

Hay mucho qué considerar cuando se trata de bebés, sin embargo, como con muchas otras cosas, a menudo sólo el comienzo es difícil. Después de unas semanas, con suficiente práctica y preparación, serás un maestro en el cuidado de bebés. Es importante que siempre consultes a tu pediatra si tienes alguna pregunta para que puedas cuidar adecuadamente a tu bebé. También, puedes investigar otras alternativas a los enfoques convencionales y probar tus propias recetas. Esta es la única manera de conocer mejor a tu bebé.




Ayuda y contacto:

We are very sorry!

Unfortunately some of the features of go-models.com will not work properly with internet explorer. Please open webpage in another browser like Safari, Chrome, Firefox, Opera…

Thank You!